Aumentan las ayudas para actividades extraescolares

El Ayuntamiento subvenciona las actividades extraescolares con las ayudas que da a las AMPAs

Este año el importe de las ayudas que el ayuntamiento concede a las AMPAs ha aumentado de 65.000 a 150.000 euros, lo que supone un incremento del 130%.

La concesión de las subvenciones persigue objetivos relacionados con la conciliación de la vida familiar y laboral,  la respuesta a necesidades derivadas de las actividades del AMPA, la adaptación de materiales, recursos didácticos o estrategias pedagógicas extraescolares usando las nuevas tecnologías y el fomento de actuaciones que incluyan el plurilingüismo, la perspectiva de la discapacidad y la integración y el apoyo a las NEE.

En base a estos criterios cada centro escoge a qué quiere destinar la ayuda y las actividades extraescolares han sido una opción elegida por todos ellos. Dichas actividades deberán en todo caso incidir en el mayor número posible de alumnos, contemplar, entre otros, aspectos culturales y educativos (teatro, música, pintura, informática…) y fomentar hábitos de cooperación, solidaridad, educación para la paz, respeto al medio ambiente, etc.

Además, con el fin de que todas las actividades se desarrrollen en la mejores condiciones posibles, el Ayuntamiento realiza de forma continua durante los periodos vacacionales obras de mejora y acondicionamiento en los centros escolares con una inversión anual de casi medio millón de euros.

Otras concejalías ofrecen también apoyo a los niños que más necesidades tienen. Servicios Sociales tiene el aula socioeducativa de apoyo, a la que en 2017 asistieron 29 niños de educación primaria del municipio. En ella, fuera del horario lectivo, se ofrece apoyo escolar, trabajo de habilidades sociales a través de dinámicas, juegos para fomentar la relación entre iguales, la cohesión grupal y el compañerismo, talleres creativos, cine fórum o informática. Para los adolescentes existen igualmente talleres con la misma finalidad.

El Centro de Servicios Sociales facilita también el servicio de comedor o el acceso a los campamentos de verano a menores en riesgo de exclusión social, tal como hacen las concejalías de Juventud (6 niños el pasado verano, con un coste de 2.050 euros) y la de Educación (30 menores, con un coste de 4.608 euros).

En lo referido a las ayudas concedidas por emergencia social, estas se destinan a actividades formativas, ocupacionales y de ocio y tiempo libre. En ellas se incluye a los menores en situación de exclusión social o que presenten alguna  discapacidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *