Contenedores marrones específicos de materia orgánica reciclable

El Grupo municipal Mixto del Ayuntamiento de Boadilla va a presentar la siguiente propuesta solicitando en el Pleno la instalación en mercados y grandes comercios  contenedores de color marrón que recojan de manera específica la materia orgánica recicable, fomentando también el uso entre todos los ciudadanos:

«La Ley 22/2011 de residuos y suelos contaminados establece que las autoridades competentes deberán adoptar las medidas necesarias para garantizar que, antes de 2020, la cantidad de residuos domésticos y comerciales destinados a la preparación para la reutilización y el reciclado para las fracciones de papel, metales, vidrio, plástico, biorresiduos u otras fracciones reciclables alcance en conjunto, como mínimo, el 50% en peso.

La fracción orgánica constituye la masa principal de los residuos municipales generados por habitante, situándose alrededor del 35-45%, dependiendo de las áreas. No obstante, en la mayor parte de los municipios españoles, entre los que se encuentra Boadilla del Monte, la fracción orgánica no se separa, recoge y trata de la manera más adecuada, y forma parte de residuos mezclados que posteriormente deben intentar ser separados de manera mecánica en las instalaciones correspondientes.

Con la separación de la materia orgánica (biorresiduos) de nuestra bolsa de la basura, se pretende aumentar el porcentaje de fracción reciclable y compostable, disminuyendo la eliminación en vertedero, implicando, sensibilizando y concienciando a la ciudadanía en la gestión más sostenible de sus residuos domésticos. En esta recogida separada se incluirían los restos de verdura y fruta, de carne y pescado, comida cocinada, pan y alimentos caducados, poso de café e infusiones, cáscara de huevo y de frutos secos e incluso papel de cocina sucio o restos de jardinería.

El problema es de base: el sistema de contenedores de colores (gris, amarillo, verde, azul), más puntos limpios, no es válido. Es falso que el contenedor gris acoja sólo materia orgánica, bien al contrario, alberga toda la basura mezclada que el usuario no sabe, no quiere o no puede separar.

En Boadilla del Monte, es evidente, que con una población de casi 52.000 habitantes, este tipo de residuos es muy considerable y si no está debidamente separado es muy difícil de revalorizar y reducir los impactos que produce. Por ello, las actividades orientadas a fomentar la recogida selectiva, así como los tratamientos más adecuados para obtener productos de calidad, deben ser prioritarias para cumplir con la normativa vigente y fomentar un comportamiento medioambiental respetuoso.

Las ventajas de compostar la materia orgánica debidamente separada son varias, y reflejan la importancia de entender este tipo de acciones como prioritarias:

  • Reduce las emisiones de gases de efecto invernadero.
  • Rebaja la producción de lixiviados en vertederos y su toxicidad.
  • Genera compost de calidad que limitaría el déficit de materia orgánica en suelos, disminuye la dependencia de los fertilizantes de síntesis, ayuda a luchar contra desertización (20% suelos con alto riesgo), mejora la estructura del suelo y aumenta la retención de agua en el mismo.
  • Aumenta la sustitución de fertilizantes químicos.
  • Reduce las emisiones de óxido nitroso, gas de efecto invernadero, al sustituir abonos químicos por compost.

Cada vez más regiones y municipios, como la Comunidad Foral de Navarra o los ayuntamientos de Madrid, Valencia, Alicante o Pozuelo, han tomado conciencia de esta necesidad, para hacer compostaje de calidad y evitar la eliminación de recursos.

La recogida selectiva se está implantando en los municipios de manera progresiva a través de programas piloto. Se suele instalar contenedores específicos para materia orgánica conocido como el quinto contenedor, normalmente de color marrón, en zonas en las que se sitúan grandes generadores de estos residuos como mercados o restaurantes, extendiendo su uso a los vecinos de alrededor para que quienes lo deseen puedan depositar los residuos orgánicos en dichos contenedores.

Por todo ello, Beatriz Martínez propondrá al Pleno del Ayuntamiento de Boadilla del Monte la adopción de los siguientes acuerdos:

 1.- Instalar contenedores específicos (de color marrón) para materia orgánica en los mercados y grandes comercios existentes en Boadilla.

2.- Realizar una campaña junto a los comerciantes y hosteleros de Boadilla para la recogida exclusiva de los restos orgánicos producidos por los mismos.

3.- Realizar una campaña entre los vecinos y vecinas de las zonas adyacentes a los mercados para que quienes lo deseen puedan depositar los residuos orgánicos en dichos contenedores.

4.- Realizar un tratamiento específico para su transformación en compost, cuyo destino puede ser los futuros huertos urbanos de Boadilla, huertos ecológicos comunitarios o los parques y jardines de nuestra ciudad.»

 

5.- Comenzar los estudios necesarios para la instalación a principios de 2019, en la zona de nuestro municipio que se considere más adecuado, del quinto contenedor o contenedor marrón, como experiencia piloto.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *