El nuevo Plan General de Ordenación Urbana de Boadilla

Después de que el Tribunal Superior de Justicia de Madrid anulara el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de Boadilla por carecer de un informe de impacto por razón de género y LGTBI, el Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha iniciado los trámites para aprobar otro PGOU que en esta ocasión no solo incorporará el informe citado anteriormente sino también informes de familia y accesibilidad, y un nuevo informe sobre cambio climático, al que todavía no se obliga, aunque el ayuntamiento ha querido adelantarse como demostración del respeto al medio ambiente de este nuevo plan.

Desde el ayuntamiento afirman que los objetivos siguen siendo los mismos que marcaba el Plan de 2015:

  • El medio ambiente, preservando de forma especial el monte y consolidando la protección del ámbito de Camino Bajo que ya estableció el Plan General de 2015. Se evitará la construcción en dicho ámbito de más de 200 viviendas en un paraje de un altísimo valor ambiental.
  • El patrimonio histórico-artístico, con el Palacio como principal referente, reforzando el cuidado de su entorno así como la mejora y remodelación del casco histórico y el cuidado del cerro de San Babilés, donde se han encontrado restos arqueológicos muy significativos provenientes de la época visigótica.
  • El transporte, con especial incidencia en las mejoras en las comunicaciones con Madrid a través de la M-50, M-501 y M-513, que han sido ya objeto de diversas actuaciones; el objetivo es que sigan ampliando su capacidad para mejorar los tiempos de conexión con Madrid.

La oposición en el ayuntamiento no ve con buenos ojos este plan. El PSOE de Boadilla en su comunicado acerca de este asunto critica abiertamente la tardanza y el coste hasta elaborar este nuevo plan estimado en 250.000 euros, que además consideran una copia de gobiernos municipales anteriores imputados en la trama Gürtel: “Básicamente este Plan General es el mismo que hace tres años, con unas ligeras modificaciones. Y recordemos que este Plan General de Terol no es otra cosa que una copia del de 2001 del Gobierno de la Gürtel que el Partido Socialista logró tumbar en los Tribunales de Justicia y que intenta legalizar por segunda vez”, declara Isabel Carmona, portavoz en el ayuntamiento de los socialistas de Boadilla en su comunicado.

Por su parte Ricardo Díaz, portavoz de Ciudadanos en el ayuntamiento piensa que “El Plan urbanístico que propone el actual gobierno municipal prima la construcción de viviendas sobre otros objetivos, lo que puede incrementar los problemas de movilidad actuales así como suponer una merma en la prestación de servicios públicos”, ha explicado Díaz, que ha insistido en que se puede producir “un crecimiento poblacional desmesurado debido al número de viviendas previsto para construir”. Y es precisamente este uno de los puntos de mayor controversia:

El Techo Poblacional de Boadilla del Monte

El Ayuntamiento considera que este nuevo PGOU bajará el techo poblacional previsto en el anterior entre un 6% y un 10%, en base a que según el INE, Boadilla tiene 49.762 habitantes  lo que ofrece una ratio de ocupación por vivienda de 2,81 vecinos. La proyección real de habitantes que habría agotando todo su suelo urbanizable – las 26.387 casas-, sería de 74.147 habitantes, 10.000 vecinos menos que lo que planteaba el anterior Plan General, que ofrecía un techo poblacional de 84.438 habitantes. Es decir, con el nuevo PGOU, y según las estadísticas oficiales, Boadilla reduciría en un 10% el techo poblacional fijado en el anterior. La razón de esta bajada tiene que ver con la ratio de ocupación media de vivienda, que era de 3,2 personas.

Acerca del techo poblacional la portavoz del PSOE, Isabel Carmona, opina que: “El techo poblacional de Boadilla lo pone González Terol en 80.000 habitantes, no existe ninguna reducción respecto al PGOU de 2001 ya que este fue declarado ilegal y por lo tanto no hay que respetarlo, igual que no hay que respetar la Ley de Independencia Catalana por ilegal no hay que respetar ningún aspecto del Plan General de 2001. Terol utiliza el Plan General de la Gürtel para justificar la barbaridad de 80.000 habitantes y no asumir que es el el que elige este modelo de ciudad desarrollista de otra época, la época de la construcción y el pelotazo”.

La pregunta que se hace Ricardo Díaz es  “¿Qué ocurrirá cuando en un futuro próximo lleguemos a 80.000 habitantes?. El Documento de Avance del PGOU no resuelve los graves problemas de transporte, movilidad y tráfico que ya está sufriendo Boadilla” y ha remarcado que “actualmente, con 50.000 habitantes existen problemas no resueltos tales como los atascos crónicos, el transporte público, el desdoble de la carretera de Brunete hasta la M-50, entre otros. El Plan urbanístico que propone el actual gobierno municipal prima la construcción de viviendas sobre otros objetivos lo que puede incrementar los problemas de movilidad actuales así como suponer una merma en la prestación de servicios públicos.

Ciudadanos además se ha comprometido a recoger entre los vecinos sugerencias y propuestas al Plan Urbanístico a través de mesas y carpas informativas que se situarán en distintas zonas de Boadilla.

 

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *