Impacto acústico de la nueva rotonda de la M-513

Ciudadanos solicita al Gobierno la elaboración de un estudio acústico previo al inicio de las obras de conexión entre la M-513 y la Avenida de Isabel de Farnesio 

 El portavoz del Grupo Municipal de Ciudadanos en el Ayuntamiento de Boadilla ha solicitado al Gobierno la elaboración de un “estudio acústico previo al inicio de las obras de conexión entre la M-513 y la Avenida de Isabel de Farnesio”.  

“El proyecto que se pretende ejecutar contempla la eliminación de 54 metros lineales de la actual mota de la M-513 que protege del ruido a las viviendas de la zona afectada por el proyecto”, ha explicado el concejal de Cs, incidiendo en la gravedad de que “no se haya contemplado la posibilidad de realizar ni un estudio previo, ni tampoco tomar ninguna medida para proteger a los vecinos del ruido que generará el nuevo acceso”.

En este sentido, Díaz ha explicado que “las obras de conexión que se pretenden ejecutar suponen un cambio de jerarquía viaria en la Avenida de Isabel de Farnesio, lo que aumentará notablemente el tráfico rodado en dicha vía”, insistiendo en que “no se debe ejecutar un proyecto sin un estudio previo de los efectos del aumento de tráfico y del consiguiente ruido, que repercutirán directamente contra la calidad de vida de las familias que viven en dicha calle”.

“Desde Ciudadanos insistiremos en que no se inicien las obras sin un estudio previo y en que se adopten las medidas de protección necesarias para garantizar el bienestar de las personas afectadas”, ha concluido el portavoz de Cs.

Por su parte el grupo popular de la localidad manifiesta su disconformidad con la realización de este estudio, rechazando por tanto esta propuesta porque “llega muy tarde a pesar de que esta formación conoce desde hace años este proyecto y la obra ya ha sido adjudicada.

De hecho, se trata de una actuación histórica, ya que esta salida estaba contemplada tanto en el Plan General de Ordenación Urbana de 1992 como en el de 2003 e iba su ejecución no solo en este programa electoral, sino que había sido prometida mucho antes.


Además, señalan que no tiene sentido realizar un informe del impacto de ruido sobre una situación que ahora no se produce, con lo que sería tirar el dinero de los vecinos.


Asimismo, indican que tampoco tiene lógica retrasar por más tiempo una medida que descongestionará el tráfico y mejorará la movilidad en el municipio teniendo en cuenta que este es uno de los mayores retos que tenemos como localidad.


También aducen que posponer esta actuación sería una irresponsabilidad del mismo tamaño que la petición en sí misma”, con lo que sí todo marcha como está previsto, las obras comenzarán en mayo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *