IU, Podemos y Equo en contra del PGOU de Boadilla

La asamblea de Izquierda Unida en Boadilla del Monte rechaza el modelo urbanístico masificador del nuevo PGOU, reclamando que se mire por la calidad de vida y la conservación del territorio.

Por su parte, Podemos y Equo han presentado de manera conjunta sus alegaciones al PGOU de Boadilla.

La asamblea local de IU afirma “haber llegado a su punto de hartazgo con el PGOU 2017, después de décadas en las que el Ayuntamiento ha estado hablando continuamente de “regularizar” el urbanismo de Boadilla. Por ello, IU ha decidido pasar a la acción mediante el registro de una serie de sugerencias”.

“El de la ‘regularización’ del urbanismo ya ejecutado es exactamente el mismo argumento que dio el gobierno local del PP para presentar el PGOU 2015”, recuerda Sergio Álvarez, coordinador-portavoz de IU Boadilla; “¿y cuál ha sido el resultado? El enésimo plan urbanístico anulado por la Justicia, y ahora vuelta a empezar… No olvidemos que el ultimo plan legal en Boadilla del Monte es el de… ¡1976! Llevamos 40 años de urbanismo anulado por los tribunales, y el PP todavía tiene la desfachatez de repetirnos la misma consigna”.

Además, la asamblea de IU no entiende qué tienen que ver los derechos de los propietarios ante la judicialización del urbanismo de Boadila, con el aumento salvaje del techo poblacional y la planificación de cada vez más viviendas. “Exigimos que se deje de jugar con los vecinos”, insiste Álvarez; “este aumento de la población sin planificar nuevos servicios, provocará que los boadillenses de a pie vean cómo cae el valor de su casa, mientras los constructores siguen haciendo negocio”.

En su documento de sugerencias al Avance del PGOU, entre otras iniciativas solicitan una auditoría previa a la redacción de cualquier Plan General, para determinar con exactitud cuáles son las indemnizaciones que realmente tienen derecho a recibir los propietarios de suelo. Señalan además que el Ayuntamiento de Boadilla no tiene por qué asumir automáticamente indemnizaciones del 100 %, como hace el avance de este plan para todos los propietarios afectados por las sucesivas anulaciones judiciales de los planes de urbanismo.

Es más, tal y como recoge IU Boadilla del Monte en sus sugerencias, la Ley de Régimen Jurídico del Sector Público contempla la posibilidad de que las autoridades respondan de estas indemnizaciones con su patrimonio personal. La auditoría que pide Izquierda Unida también permitiría delimitar estas responsabilidades, determinando si acaso son los distintos alcaldes que ha tenido Boadilla los que tienen que pagar de su bolsillo los daños causados con su urbanismo.

Entre las propuestas que IU Boadilla del Monte ha registrado para el PGOU 2017, también destacan: la disminución del número de viviendas a construir y de la superficie a urbanizar; y la reducción de la ocupación del suelo en el entorno de espacios naturales como el Parque Regional del Guadarrama y el Monte de Boadilla.

Todas las personas interesadas pueden consultar el documento completo de sugerencias presentado por IU Boadilla del Monte, en www.iuboadilla.org”

 

Por su parte Podemos y Equo consideran que:

“El Ayuntamiento de Boadilla del Monte no ha facilitado de ninguna manera la participación de vecinos y vecinas en el desarrollo del PGOU, no ha creado ni proporcionado puntos informativos, simplemente se ha limitado a respetar los mínimos legales de información pública ofreciendo a  la gente un documento extensísimo, complejo, con muy poco tiempo para su análisis y debate en profundidad.

Por otro lado, el PGOU contiene datos desfasados y es llamativa la ausencia de estudios fundamentales para el futuro desarrollo del municipio (por ejemplo: movilidad, contaminación acústica y calidad del aire). La falta de previsión respecto a servicios y dotaciones sociales, unida a la propuesta de aumento del techo poblacional, exacerbará las carencias que ya sufre la ciudad, especialmente en los campos de movilidad, educación y sanidad. El actual problema de atascos apenas recibe atención y no se contempla el impacto del aumento de población. Tampoco se recoge la necesaria adaptación de la recogida de residuos a la normativa europea para 2020. En conjunto, el nuevo PGOU supone una pérdida de calidad de vida y una mayor huella ecológica.

Por ello, PODEMOS y EQUO apuestan por una mayor participación, realizar los estudios pertinentes para que los planes se ajusten a la realidad, corregir los desequilibrios en educación y sanidad que competen al Ayuntamiento, cumplir con la normativa europea, eliminar el aumento en el número de viviendas no comprometidas mientras no sea posible garantizar su sostenibilidad y adecuar la vivienda pública a las necesidades sociales con especial atención a jóvenes y personas con riesgo de exclusión o necesidades especiales”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *