Moción en contra de los circos con animales salvajes

Beatriz Martínez, concejala de IU-CM Los Verdes de Boadilla ha presentado esta moción solicitando la prohibición de instalar circos en nuestra localidad en los que los animales salvajes formen parte del espectáculo por el maltrato que reciben para conseguir que tengan las habilidades que el espectáculo requiere. Pone como ejemplo para ilustrar esta afirmación que a los animales se les restringe comida y agua., además de tenerlos encerrados en jaulas de por vida. En algunos casos también se les estirpa garras o dientes para reducir peligrosidad.

La nota de prensa completa es la siguiente:

La localidad de Boadilla del Monte no es ajena a los circuitos que establecen algunos circos y otros espectáculos que todavía utilizan animales salvajes en cautividad. Estos animales sufren un continuo maltrato, como la extirpación de garras y dientes; son sometidos a crueles entrenamientos basados en el maltrato físico que incluye restricción de agua y comida, garrotes, etc., y todo ello para conseguir que un animal realice o adopte una figura antinatural. Pasan la mayor parte de su vida atados o encerrados en jaulas, en las que apenas pueden darse la vuelta cuando la mayoría de estos animales en libertad pueden recorrer habitualmente decenas de kilómetros al día.

Con el propósito de proteger a todos los animales del planeta, el 15 de octubre de 1978, fue aprobado por la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) y por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Declaración de los Derechos de los Animales.

Esta declaración tiene como objetivo principal defender a los animales de todo trato cruel por parte del hombre además de promulgar el derecho del respeto animal y fomentar la educación desde la infancia para observar, comprender y amar a los animales.

El público de estos espectáculos en su gran mayoría, son niños y niñas que desconocen los maltratos que existen detrás de este tipo de circos. Si bien se sienten atraídos por poder observar en vivo a estos animales, el adulto ha de ser consciente del sufrimiento que estos espectáculos implican y en todo caso es responsabilidad de las administraciones públicas velar porque ciertos espectáculos no existan.

Sabemos que hay importantes indicadores que avalan el cambio demandado por una sociedad que desea seguir avanzando hacia el respeto y la convivencia desenterrando las prácticas de maltrato animal. Como el número cada vez mayor, tanto de municipios que prohíben la exhibición de animales salvajes en espectáculos, como el de circos que dejan de utilizarlos.

Es evidente que el respeto por el medio ambiente y la naturaleza comporta también el respeto a los otros seres con los que compartimos el planeta, y que los circos con animales salvajes no ofrecen una educación medioambiental apropiada, promoviendo una visión tergiversada y falsa de los animales resultando incluso del todo antipedagógico para los niños, que es público mayoritario de estos espectáculos.

La exhibición de animales en el circo está prohibido por Ley en muchos países y en España son ya 366 municipios los que se han declarado libres de espectáculos de circos.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *