Presentado el proyecto del parque del Nacedero

Dentro del objetivo municipal de rescate, mejora y revitalización del complejo del Palacio del Infante D. Luis, el Ayuntamiento de Boadilla ha proyectado la construcción de un parque en el que se combinarán zonas ajardinadas y de arbolado con otras convertidas en viales y lugares de estancia.  El alcalde, Antonio González Terol, junto al resto del equipo de Gobierno y los responsables de la obra, asisitió a la puesta de la primera piedra de la nueva infraestructura.

Loading
Centrar mapa
Tráfico
En bicicleta
Tráfico

La superficie sobre la que se va a actuar ocupa casi 20.000 metros cuadrados y está situada al sur de los jardines del Palacio del Infante D. Luis, en paralelo a la tapia de la zona de la huerta, cruzando el Arroyo del Nacedero.

El proyecto, que se desarrollará en distintas fases, contempla dos objetivos: la recuperación de la masa verde sobre la perspectiva que se contempla desde el Palacio – y la apertura de una perspectiva visual contraria, del monte al Palacio-, por un lado, y la creación de un parque urbano-rural en el que se podrán realizar exposiciones, conciertos o eventos lúdico-culturales variados, por otro.

Zona verde

Para reintegrar la zona del monte se utilizarán las especies ya existentes en él (encinas, pinos piñoneros y, en las zonas más bajas, fresnos). A estos se sumarán chopos y frutales.  Además se incorporarán otras especies presentes en el recinto del Palacio y el entorno urbano más próximo, como moreras o sóforas.

El acceso al parque se realizará a través de una plantación de moreras sin fruto, ordenadas en cuatro alineaciones paralelas a modo de túneles verdes. Se tratará de un paseo que dirija a los visitantes hacia una plazoleta central terriza de planta irrregular, con unos 2.500 metros cuadrados de extensión, que servirá también como escenario para espectáculos, ferias y actividades lúdico-culturales. Al final del túnel de vegetación habrá un lago sobre un fondo de chopos y fresnos. En la zona sur se ubicará un vivero de encinas con el que se pretende repoblar otras áreas del entorno urbano.

El parque, que contará con un único eje longitudinal vertebrador de todo el conjunto, tendrá dos miradores sobre palacio y jardines: uno alto, en la zona meridional y otro bajo, en la zona norte.

En una fase posterior, está previsto instalar un kiosko de música de planta cuadrada, esquinas achaflanadas y estructura metálica, típico elemento de paseo decimonónico burgués. Además, se instalarán también una cafetería rodeada de una pérgola  y servicios públicos.

El parque, que será un recinto cerrado, con horario de apertura, contará con caminos terrizos, uno de los cuales – en la zona sur- se desdoblará para que puedan acceder los vehículos del personal de mantenimiento y cuidado de la zona. Cuatro de estos caminos bajarán entre frutales hacia la plazuela central.

El mobiliario responderá en todos los casos al criterio de integración con el entorno, incluidos los juegos infantiles que se instalarán en una zona destinada a los más pequeños, que serán exclusivamente de madera, en su color natural o verde oscuro.  El parque contará también con una zona para los mayores.

En cuanto a la iluminación, esta será de dos tipos: la propia de un parque público, diferenciándose según las distintas zonas, y la exigida para el montaje de espectáculos, siendo en ambos casos también acorde con el entorno natural.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *