PSOE Y APB piden la dimisión del alcalde

El Grupo Socialista de Boadilla del Monte ha publicado un comunicado en el que solicita la dimisión del alcalde de Boadilla del Monte, Antonio González Terol, después de que el TSJM confirmara la sentencia de un juzgado de lo social en el que la que se condenaba al Ayuntamiento por acoso laboral a la ex trabajadora muncipal Ana Garrido:

 

NOTA DE PRENSA DEL GRUPO MUNICIPAL SOCIALISTA SOLICITANDO LA DIMISIÓN DEL ALCALDE PRESIDENTE ANTONIO GONZÁLEZ TEROL
Como conocimos tristemente hace años, la trabajadora municipal Ana Garrido sufrió acoso laboral en nuestro Ayuntamiento, hecho que fue confirmado por 2 sentencias de los tribunales, una del Juzgado de lo Social nº 2 bis de Móstoles y otra de la de la Sala de lo Social del TSJM, que confirmó la sentencia anterior.
Han sido muchos y son los Grupos Parlamentarios, distintos Partidos Políticos y Colectivos Sociales que vienen apoyando a esta trabajadora municipal, reconociendo su labor y padecimiento en esta triste y lamentable situación frente a una Administración Pública, cuyos responsables no han asumido ninguna responsabilidad.
El Grupo Socialista en el Parlamento Europeo permitió a Ana Garrido exponer su caso de acoso y propuesta de protección a denunciantes de corrupción en la sede del Parlamento Europeo en España, junto a su Vicepresidente Miguel Angel Martínez.
Nuestro Tribunal Supremo en una reciente sentencia ha venido a confirmar el acoso laboral sufrido por Ana Garrido en el Ayuntamiento de Boadilla, lo que exige que se asuman responsabilidades políticas que un caso tan grave de esta naturaleza exige.
Después de cada decisión judicial y no antes, se ha venido solicitando la asunción de esta responsabilidad política, que siempre ha sido diferida por el Gobierno del Partido Popular con el argumento de que la decisión judicial no era firme ni definitiva, hecho que ya no concurre en el presente caso.
Por ello, el Grupo Municipal Socialista (PSOE) junto con el de Alternativa por Boadilla (APB) solicita al Pleno
1º.- Que el Pleno de la Corporación solicite la dimisión del Alcalde de Boadilla, asumiendo así la responsabilidad política por unos hechos que han provocado una gran alarma social.
2º.- Que el Ayuntamiento de Boadilla apruebe una Declaración Institucional en la que se proclame que ningún trabajador municipal que se encuentre en circunstancias excepcionales como las de la Sra. Ana Garrido Ramos volverá a sufrir acoso ni discriminación de ningún tipo.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *