El ADC Boadilla cayó ante el Torrelodones

El JOFEMESA ADC Boadilla no puedo repetir la victoria frente al Baloncesto Torrelodones que se mantiene en la cabeza del grupo par

El equipo luchó un reñido partido que pudo haber caído del lado verde en los últimos segundos del partido para reeditar la victoria de la ida

El partido empezó con un baloncesto Torrelodones bien plantado en defensa y con un Jofemesa ADC Boadilla que no encontraba la manera de romperla. Los de verde planteaban soluciones con poca circulación de balón y con tiros desacertados que no consiguieron romper la defensa del Torrelodones hasta el minuto 5, cuando después de un tiempo muerto de los visitantes, uno de los Juniors Boadillenses, Álvaro Gómez, conseguía la primera canasta para los suyos, eso sí después de dos triples de Miguel González para los de negro. Sin embargo, pese a ese 7-2 inicial, los jugadores del JOFEMESA ADC Boadilla lograron recomponerse para, con un Tiro libre de Adrián Ortega a 43 segundos de final de cuarto, ponerse 14 iguales al final del primer cuarto

El Boadilla salió en la segunda mitad con un quinteto muy grande buscando soluciones en su juego interior a lo que Torrelodones respondió con un gran acierto exterior en el que destacó Makar Varonin que acabaría el partido con 22 puntos, 5/8 desde la línea de 3 y 21 de valoración que le convierten en el jugador más valorado del partido.

El inicio del segundo cuarto fue muy similar al primero. Con el 25-18 de mitad de cuarto parecía que se volvía a abrir brecha entre los equipos, pero de nuevo el Boadilla sacó coraje para a 1:49 del final de cuarto ponerse 1 abajo con una canasta de Jon Ander, otro de los jugadores destacados del encuentro con una valoración de 19 puntos, lo que forzó un tiempo muerto pedido desde el banquillo local. El tiempo muerto surtió efecto y los Torresanos llegarían a la mitad del partido con 6 puntos de ventaja.

El Tercer cuarto se les dio mejor a los locales que a los visitantes y en el minuto 8 de cuarto se ponían 12 arriba tras un tiro libre de Gonzalo Corrochano. No obstante, los boadillenses volvieron a apretar los dientes como llevaban haciendo en los otros finales de cuarto para conseguir irse al cuarto cuarto con una desventaja asumible de 7 puntos que dejaba el partido aún abierto a una posible reacción verde.

El último cuarto comenzó con intercambios de canastas y con un Makar Voroni que castigó a los visitantes en cada despiste, llegando finalmente a falta de minutos y medio 11 puntos atrás en el marcador y con el partido que parecía destinado a quedarse en el casillero del equipo local.

Sin embargo, el Boadilla apretó y creyó en la remontada y pusieron el marcador con una diferencia de 3 puntos a falta de 13 segundos para el final de partido y quedándoles a ellos 8 de posesión. Aguantaron bien la defensa hasta que en los últimos segundos de posesión cometieron una falta antideportiva, lo que prácticamente dejaba el partido sentenciado si Miguel Alarcón conseguía algún tiro libre. Metió el primero y fallo el segundo y dejaría en el marcador el 72-68 que tras el tiro de 3 fallado a la desesperada de los de Boadilla, se convertiría en el marcador final.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *