Las estatuas de Colón e Isabel La Católica atacadas en Colombia podrían acabar en Boadilla

Boadilla se ofrece para acoger las estatuas de Cristóbal Colón e Isabel La Católica que fueron retiradas cerca del aeropuerto de Bogotá, en Colombia

El alcalde de Boadilla del Monte, Javier Úbeda, ha remitido una carta al presidente de la república de Colombia, Iván Duque, para ofrecer la posibilidad de acoger en la localidad madrileña las estatuas de Cristóbal Colón y de la reina Isabel La Católica, ante los ataques sufridos recientemente por los Misak y después de que hayan sido retiradas del lugar en el que se encontraban -cerca del aeropuerto de Bogotá- para, según el Ministerio de Cultura colombiano, “abrir un diálogo y reflexionar sobre el significado y valor del patrimonio cultural”.

Úbeda considera que existe un “indigenismo radical y una leyenda negra sobre España, que lo único que pretende es esconder las masacres realizadas por otras naciones y confesiones religiosas no tuteladas por la Iglesia Católica”. Igualmente, transmite a  Duque su “profunda tristeza y honda decepción” por lo sucedido y le propone acoger estos símbolos “si en su ciudad no pueden ser exhibidos con la debida honra y respeto que merecen”.

Además, le recuerda  que, como indica la ensayista Elvira Roca Barea, “las únicas leyes de protección de las poblaciones indígenas que ha habido en América son las leyes que los españoles escribieron”.

Asimismo, el Alcalde señala en la carta que su retirada puede suponer “ocultar que, para Isabel La Católica, los indígenas nunca fueron esclavos sino personas libres para quienes solicitó la devolución de sus tierras, y por supuesto, a quienes prohibió capturar y venderlos, como hicieron otras naciones a lo largo de la historia en otros lugares. Una mujer a quien se pretende enterrar por su fe y determinación, y que el feminismo radical tampoco nunca ha querido defender por sus convicciones religiosas”.

Úbeda considera que asistimos a un proceso de “revisionismo histórico, que pretende adaptar los hechos del pasado a los intereses del presente, algo siempre injusto” y ha agradecido a Iván Duque, así como a la alcaldesa de Bogotá, Claudia López Hernández, que no hayan cedido ante él. 

“Hacerlo”, advierte,“rompería los lazos seculares que unen nuestras naciones y arrebataría a las próximas generaciones el tesoro que supone la gran herencia cultural, social, religiosa y económica que hermana a España con Colombia”.

Finalmente, el Alcalde traslada en su misiva que Colón e Isabel La Católica son dos “arquitectos, en parte, de lo que hoy tan orgullosamente llamamos civilización occidental, más amenazada actualmente por la ignorancia propia que por los enemigos externos”.

El Ayuntamiento no ha decidido aún dónde se instalarían estas estatuas, a la espera de conocer la respuesta del presidente de Colombia,  pero recuerda que el municipio tiene ya una calle y un instituto con los nombres de estos dos personajes históricos, donde  podrían instalarse sus símbolos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *