Boadilla, ciudad cardioprotegida

En 2016 se comenzó con la instalación en los edificios públicos municipales de desfibriladores como sistema de cardioprotección para su uso, tanto por los profesionales de la salud como por cualquier ciudadano, en situaciones de emergencia por parada cardiaca, aumentando las probabilidades de sobrevivir de los ciudadanos que la sufren.

Las personas que deseen acceder a estos elementos de protección, así como al conocimiento de los protocolos básicos de emergencia, reciben formación básica al respecto. Así, se instalaron durante el año 10 desfibriladores en edificios públicos y de libre acceso y se formó para su uso  a 173 trabajadores de la plantilla municipal, así como a los voluntarios de Protección Civil.

En este momento Boadilla cuenta con 17 desfibriladores en diferentes puntos del municipio y está previsto instalar próximamente otros cinco en los Centros de Educación Infantil y Primaria (CEIP) de la localidad.

Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on Google+Share on LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *