Vox en contra de la placa por los exiliados de Boadilla

Vox critica el apoyo de la moción presentada por el PSOE para la instalación de una placa en recuerdo a los vecinos de Boadilla del Monte que sufrieron el exilio y el internamiento en campos de concentración, habilitándose para ello un lugar preferente del municipio donde instalarlo

Por su partes fuentes del gobierno municipal señalan que el exilio de muchos españoles tras la Guerra Civil lo sufrieron compatriotas de diferentes ideologías, con lo que el homenaje es a todos aquellos que la padecieron, independientemente de sus creencias y convicciones religiosas

En su comunicado VOX Boadilla señala que: “Esta moción fue votada a favor por el grupo municipal del PP, que con su mayoría absoluta hará realidad en nuestro municipio el homenaje y recuerdo de los republicanos vecinos de Boadilla que se exiliaron después de la guerra civil. La Transición española supuso la reconciliación definitiva de las dos Españas que se enfrentaron en la guerra civil. A los españoles de la Transición les unía un gran anhelo de vivir en paz y apostar por un futuro en común y convivencia. Sin embargo, desde Zapatero y su Ley de Memoria Histórica, no han faltado intentos de volver a enfrentar a los españoles por estas viejas y superadas rencillas. No han faltado intentos de construir una historia de buenos y malos, que nada se parece a la realidad. Y si no conocemos realmente lo que pasó, corremos el peligro de caer en los mismos errores que produjeron tan nefastas consecuencias. El grupo municipal de VOX fue el único grupo que se mostró contrario a esta iniciativa, puesto que en ningún momento se presentó lista acreditada de los vecinos a los que se trata de homenajear ni los motivos por los que tuvieron que abandonar España. Algunos de los exiliados españoles sufrieron también los efectos de la II Guerra Mundial y de la ocupación de Francia por parte de los nazis en 1940. Durante su intervención, el concejal de VOX Francisco Manuel Boza, leyó un textual del libro “Boadilla del Monte. Un Pueblo con historia”, del cronista local don Patricio Fernández Sánchez. En el que se cuenta que Boadilla fue uno de los lugares de fusilamiento y asesinato de las sacas de Madrid durante el terror rojo, desde agosto de 1936 y hasta la primavera de 1937. Entre los cientos de asesinados en Boadilla durante esos meses se encuentran los doce religiosos beatificados por Juan Pablo II en 1992, que atendían a los enfermos del hospital de epilépticos pobres de Carabanchel. Francisco Manuel Boza finalizó su intervención recordado a los mártires de Boadilla, Miguel Talavera, Benjamín Sanz y Melitón Morán, cuyo proceso de beatificación ya superó la fase diocesana y se encuentra en la actualidad en Roma. Personas inocentes, vecinos de Boadilla, que fueron asesinadas por sus creencias religiosas y que murieron perdonando a sus verdugos. Pero que por desgracia no cuentan aún con monumento alguno que recuerde su sacrificio en nuestro municipio”.

Fuentes del gobierno municipal señalan por el contrario lo siguiente:

En primer lugar, que el único punto de acuerdo que se apoyó, tal y como se señala en la PROPUESTA DE ACUERDO de la moción del PSOE de Boadilla es el siguiente: “Que se acuerde la instalación de una placa en recuerdo a los vecinos de Boadilla del Monte que, como el mencionado D. Benjamín Rodríguez Mauricio, sufrieron el exilio y el internamiento en campos de concentración, habilitándose para ello un lugar preferente del municipio donde instalarlo”.

Lo que indica VOX que el PP “hará realidad en nuestro municipio el homenaje y recuerdo de los republicanos vecinos de Boadilla que se exiliaron después de la guerra civil” es manifiestamente falso, pues no se menciona nada parecido en la PROPUESTA DE ACUERDO que se apoyó a favor.

El exilio de muchos españoles tras la Guerra Civil lo sufrieron compatriotas de diferentes ideologías, con lo que el homenaje es a todos aquellos que la padecieron, independientemente de sus creencias y convicciones religiosas. Que esto lo desconozca VOX es un claro desconocimiento de lo sucedido tras aquel enfrentamiento que se prologó durante tres años en nuestra nación.

Asimismo, los motivos por los que cada partido vote a favor o no de una determinada propuesta no significa que ambos los compartan. Lo que se vota a favor o no en una moción es la propuesta de acuerdo, no la exposición de motivos.

Por otro lado, lo de “que por desgracia no cuentan aún con monumento alguno que recuerde su sacrificio en nuestro municipio” los sacerdotes Miguel Talavera, Benjamín Sanz y Melitón es falso. Cuentan ya con una calle en nuestra localidad, la calle Mártires. Pero no solo. Es que además se encuentra abierto ya un expediente de contratación para elevar un monumento en su honor entre la iglesia del Antiguo Convento y la de las carmelitas”.

 

 

 

 

 

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *