El Binomio Patrimonio y Educación 

El acceso al conocimiento que aporta el patrimonio cultural debería ser una prioridad en un municipio como Boadilla del Monte, por su alto valor patrimonial

El Grupo Municipal Socialista lleva al Pleno del mes de febrero una propuesta cultural para reforzar la educación en patrimonio en los centros educativos del municipio. Para ello, insta al Ayuntamiento para que se faciliten los medios y recursos necesarios para llevar a cabo programas municipales dirigidos a centros educativos, como la creación de una unidad didáctica educativa, apostando por el apoyo de educadores, historiadores y asociaciones, así como proyectos conjuntos con familiares e intergeneracionales de las AMPAs y  asociaciones para fomentar el conocimiento, el cuidado y el respeto al patrimonio. Para poder desarrollar esto, el Partido Socialista de Boadilla del Monte, pide que se apruebe la generación de contenidos educativos digitales para fomentan la enseñanza sobre el patrimonio cultural.

La relevancia del patrimonio cultural que existe hoy entre la mayoría de los ciudadanos y ciudadanas, desde el punto de vista económico, social, político, turístico y educativo es innegable. Hay una tendencia hacia la revalorización de los bienes patrimoniales y a su utilización como recurso educativo, ya que éste enriquece la sociedad y hace que la ciudadanía sea más responsable con su entorno. El acceso al conocimiento que aporta el patrimonio cultural debería ser una prioridad en un municipio como Boadilla del Monte, por su alto valor patrimonial.

Los estudiantes –es decir, las escuelas– son uno de los públicos potenciales más importantes para el patrimonio cultural de un país. Aplicar el binomio Patrimonio-Educación desde la infancia y la adolescencia es fundamental para infundir valores, respeto y conocimiento de nuestro entorno patrimonial. Los escolares son un público potencial muy importante, no solo por aportar un número de visitantes nada desdeñable a museos, monumentos y lugares emblemáticos, sino también por ser el futuro. Educarlos en la puesta en valor del patrimonio a través de un planteamiento didáctico contribuye a garantizar que preservarán cualquier herencia patrimonial.

La educación, tanto en la fase de primaria como secundaria y en ultima instancia la universitaria juega un importante papel en la puesta en valor de nuestro patrimonio introduciéndolo en el aprendizaje.  Además, aporta aptitudes y actitudes hacia el mismo. La educación siempre ha jugado un papel mediador y, en este sentido, lo sería doblemente;  por una parte, la presencia del patrimonio en el currículo proporciona las bases de la educación patrimonial y, por otro, favorece que nuestros niños y jóvenes se conviertan en defensores y en ciudadanos respetuosos con el patrimonio de su ciudad.

El Ayuntamiento de Boadilla del Monte ha demostrado un notable interés por su patrimonio como lo demuestra las diversas actuaciones relacionadas con todo lo concerniente a la recuperación de su historial arquitectónico, además con importantes aportaciones a su difusión cultural.  

Para que la educación tenga carácter igualitario, el Ayuntamiento debe colaborar con todos los centros escolares  para desarrollar programas municipales bien definidos en esta materia, sin sobrecargar a los centros aún más y siempre teniendo en cuenta el interés educativo de acuerdo a sus objetivos y a cada nivel de enseñanza. Estas acciones, dirigidas a todo el alumnado e impulsadas por el propio Ayuntamiento, asegurarían el necesario refuerzo en la educación en patrimonio. Es imprescindible aportar todos los apoyos que faciliten la educación en este ámbito de una manera integral y generalizada. Cuanto más interés se genere y más recursos se proporcionen, más centros la pondrán en marcha. 

Involucrar a los escolares en propuestas de actividades por y para ellos podría ser una muy buena manera de impulsar esa educación patrimonial, Todo ello, con el objetivo de llevar a cabo actividades en torno al conocimiento de nuestra riqueza patrimonial para fomentar así su cuidado y respeto.

En este sentido, la creación de una unidad didáctica educativa, como “Conoce el patrimonio de tu municipio” que se pueda estructurar materialmente con la colaboración de profesorado, asociaciones o alumnos y la creación de unos materiales digitales, audiovisuales e interactivos, también en 3D, favorecería el aumento del conocimiento de los  profesores y alumnos de los distintos espacios patrimoniales, así como de los personajes y hechos históricos o literarios acaecidos en los mismos.

Es necesario hacer comprensible el patrimonio cultural (histórico, arqueológico, artístico, urbanístico, monumental, etc.,). Además, es importante,  que la mayoría del público, y sobre todo, el público más joven, identifique los museos y otras instalaciones patrimoniales como espacios amables, atractivos, dónde pueda moverse y aprender de manera autónoma, y lo más lúdica posible.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.